Worley: tecnologías innovadoras en el tratamiento de efluentes mineros, perspectivas sostenibles

59

Carola Sepúlveda, líder de Water LATAM en Worley, participó como expositora en el simposio técnico TECNIMIN «Manejo de Aguas y Relaves», donde presentó la conferencia «Innovaciones Técnicas en el Tratamiento de Aguas de Mina». Durante su presentación, compartió información relevante sobre los desafíos y las soluciones sostenibles en el manejo de aguas y relaves en la industria minera.

Enfatizó la preocupación pública respecto a la descarga de efluentes mineros en el medio ambiente y sus consecuencias negativas en los recursos hídricos y organismos vivos. Destacó la importancia del tratamiento y reutilización de aguas mineras en un contexto de escasez de agua, especialmente en regiones áridas y semiáridas, para mitigar esta problemática.

Durante su intervención, Sepúlveda analizó varios métodos de tratamiento de efluentes mineros, incluyendo evaporación, procesos biológicos, intercambio iónico y desalinización. Sin embargo, señaló que muchos de estos métodos no cumplen eficazmente con los estándares ambientales o no son económicamente viables a gran escala.

 

La experta también resaltó la importancia de la sostenibilidad en la minería, subrayando la necesidad de reciclar, reutilizar y regenerar recursos naturales. Además, mencionó la creciente presión regulatoria y comunitaria, así como los impulsores de innovación en el sector.

Sepúlveda concluyó su intervención destacando dos innovadoras tecnologías de tratamiento de efluentes mineros: el proceso SART, que permite reciclar cianuro y producir un subproducto de cobre, y la tecnología biogénica de sulfuro de hidrógeno de BQE Water. Estas tecnologías ofrecen soluciones prometedoras para el tratamiento de efluentes mineros a gran escala, contribuyendo a la sostenibilidad y eficiencia de las operaciones mineras.

El proceso SART es una tecnología utilizada en la industria minera para tratar efluentes contaminados con cianuro y cobre, comúnmente generados durante la extracción de oro. La sigla SART proviene de las palabras en inglés «Sulfidization, Acidification, Recycling and Thickening» (Sulfidización, Acidificación, Reciclaje y Espesamiento). Este proceso permite reciclar el cianuro utilizado en la lixiviación del oro, mientras que simultáneamente precipita el cobre en forma de sulfuro de cobre, facilitando su separación del efluente. Esto tiene varios beneficios, incluyendo la reducción del consumo de cianuro, la generación de un subproducto de cobre que puede ser comercializado y la minimización del impacto ambiental al evitar la liberación de cianuro y cobre en el medio ambiente.

El simposio TECNIMIN proporcionó un espacio invaluable para el intercambio de conocimientos y experiencias en el manejo de aguas y relaves en la industria minera, consolidando su posición como un evento líder en el sector.