Metso: Estrategias para mitigar riesgos en operaciones de molinos y análisis de fallas en sistemas de transmisión de potencia

82

En su participación en TECNIMIN Macro región sur, realizada en la ciudad de Arequipa, Julio Sevillano, Ingeniero Senior de Contratos en Metso, abordó los desafíos y estrategias cruciales para mitigar riesgos en operaciones de molinos. Sevillano enfatizó la importancia de abordar tanto las fuerzas impulsoras como la resistencia al agrietamiento para prevenir fisuras estructurales en los molinos. Destacó que las cargas externas y la corrosión representan riesgos significativos, por lo que deben considerarse adecuadamente en el diseño y la selección de materiales. Además, señaló la necesidad de garantizar la resistencia geométrica de los componentes para minimizar concentradores de tensiones.

Sevillano subrayó la implementación de medidas de protección contra la corrosión y el mantenimiento preventivo regular como estrategias clave para mitigar estos riesgos y garantizar la seguridad y eficiencia en las operaciones de molienda.

En el funcionamiento de un molino de bolas, las principales fuentes de carga incluyen la carga cíclica normal generada por la rotación del molino, las cargas de impacto causadas por la presencia de carga congelada al reiniciar el equipo, las tensiones residuales inherentes al proceso de fabricación o montaje, y la posibilidad de cargas anormales debido a eventos imprevistos. Estas cargas pueden afectar la integridad estructural del molino y aumentar el riesgo de daños o fallos, destacando la importancia de su identificación y gestión adecuada para garantizar una operación segura y eficiente del equipo.

Sevillano también hizo hincapié en la importancia del análisis de signos de adhesión, abrasión y cavitación en los engranajes para diagnosticar problemas potenciales y prevenir fallos catastróficos en sistemas de transmisión de potencia.

Estas técnicas de análisis se centran en identificar indicadores visibles de desgaste y daño en los engranajes, proporcionando información valiosa sobre las condiciones de operación y el rendimiento del equipo. Además, Sevillano resaltó la importancia de detectar tempranamente signos de adhesión, abrasión y cavitación, ya que pueden indicar problemas de lubricación inadecuada, contaminación del aceite lubricante o cambios de presión locales, que pueden provocar daños en las superficies de los dientes del engranaje y acelerar el desgaste.

Concluyo indicándonos que la solución para mitigar los riesgos en operaciones de molinos y prevenir fallos en sistemas de transmisión de potencia requiere un enfoque integral que incluya medidas de protección, mantenimiento preventivo, selección de materiales adecuados y control de cargas anormales. Al implementar estas soluciones de manera efectiva, se puede mejorar la seguridad y la eficiencia en las operaciones industriales.