Southern Perú busca reactivar el proyecto minero Tía María después de 14 años de paralización

124

Tras 14 años de paralización debido a la oposición social, Southern Perú ha destacado la importancia de destrabar el proyecto minero Tía María, ubicado en Arequipa. La intención es enviar una señal de confianza en las inversiones, especialmente en medio de la recesión económica que atraviesa el país.

Según el Banco Central de Reserva (BCR), se prevé una caída del 18% en la inversión minera en 2023, seguida de un -7.7% en el próximo año. Esto representaría tres años consecutivos de retroceso, ya que en 2022 la caída fue del 5.5%.

Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas y CFO de Southern Perú Copper Corporation, ha indicado que Tía María cuenta con todos los permisos vigentes y están listos para iniciar la obra. El proyecto, valuado en US$1,400 millones, tiene como objetivo alcanzar una producción anual de 120,000 toneladas de cobre.

El proyecto se localiza en el desierto La Joya, abarcando el Valle del Tambo y los distritos de Cocachacra, Mejía, y Dean Valdivia en la provincia arequipeña de Islay.

A pesar de contar con los recursos y permisos necesarios, la empresa enfrenta el desafío de llegar a consensos con la población para avanzar con el proyecto. El ejecutivo Raúl Jacob señala la falta de convicción del Gobierno actual, presidido por Dina Boluarte, en avanzar con Tía María, lo que podría obstaculizar su desarrollo.

Aunque persiste la oposición de algunos grupos, Jacob destaca avances sociales, mencionando la reducción sustancial de conflictos gracias a trabajos consistentes con la población del Valle del Tambo.

Southern Perú se muestra dispuesto a respaldar la construcción de una represa, una iniciativa que requeriría una inversión mucho mayor que el presupuesto inicial de US$100 millones previsto para la planta desalinizadora.

Aunque no se establece una fecha específica, Jacob expresa optimismo al mencionar que se ha dado un gran avance, indicando que están cerca de iniciar la construcción. En resumen, el proyecto Tía María enfrenta desafíos significativos pero busca contribuir a la reactivación económica y la confianza en las inversiones en el sector minero.

FUENTE: Gestión