Cementos INKA inaugura planta con capacidad para 800 mil toneladas en el sur del Perú

0
90

El viernes 23 de junio, Cementos INKA celebró con éxito la inauguración segunda planta industrial de cemento con la más moderna tecnología en Sudamérica,de su flamante planta automatizada en Pisco, situada en el departamento de Ica, específicamente en el distrito de San Andrés. Esta nueva instalación se distingue por su enfoque innovador y su capacidad para procesar 800 mil toneladas de cemento anualmente, destinadas a abastecer las regiones del sur y centro del país.

La ceremonia de presentación contó con la asistencia destacada de importantes figuras, entre ellas Carlos Choy, el gerente general de la empresa; Elsa Koosau, presidenta del Directorio; César Torres, superintendente de Mantenimiento; y Carlos Alberto Choy, gerente comercial.

Durante el evento, Carlos Choy extendió una cordial bienvenida a los presentes y destacó el logro de culminar exitosamente la segunda planta de cemento de la compañía. «Comprender la importancia de la industria en nuestro querido Perú requiere un gran esfuerzo, pero a pesar de los desafíos, seguimos invirtiendo para fomentar el desarrollo y el empleo», mencionó. A continuación, se realizó la emocionante revelación de la placa conmemorativa de la nueva instalación, en presencia del gerente general y la presidenta del Directorio.

En una entrevista con CONSTRUCTIVO, Carlos Choy compartió su visión respecto al propósito de la nueva planta de cemento. El enfoque estará en atender la región sur del país, especialmente en vista de los proyectos mineros que están en curso. Aunque la coyuntura actual ha generado ciertas pausas en estos proyectos, Choy expresó su confianza en que se reactivarán en el futuro.

Choy también subrayó el compromiso de la empresa con la calidad, explicando que, si bien los productos fabricados en la nueva planta de Pisco son similares a los de Lima, Cemento INKA sigue manteniendo sus altos estándares de calidad. Su objetivo es proporcionar el mejor producto disponible en el mercado de la construcción y asegurar la excelencia en cada uno de sus productos.

La planta automatizada de Cemento INKA en Pisco encarna la pasión y el esfuerzo incansable que caracterizan a esta empresa líder en el mercado. Esta inauguración promete no solo una producción más eficiente y sostenible, sino también un faro de inspiración para la industria, demostrando que la excelencia y la innovación pueden converger para construir un futuro más fuerte y prometedor.